Sobre el matrimonio en la era de Acuarius

By on julio 13, 2018

Según la ciencia, el matrimonio puede mejorar la salud física y mental para una vida larga y feliz

Después de estudiar a hombres durante casi 80 años como parte del Harvard Study of Adult Development, uno de los estudios más largos del mundo sobre la vida adulta, los científicos han reunido una cantidad considerable de datos sobre la salud física y mental.

En el mismo se destacan los beneficios para la salud que aporta un matrimonio estable por lo que, aunque pueda ser una camino lleno de dificultades, según la evidencia científica vale la pena emprender ese camino si se quiere una vida larga y feliz.

El matrimonio puede alargar tu vida

Como una de las conclusiones del estudio, las personas que tienen relaciones sociales fuertes tienen menos probabilidades de morir prematuramente con respecto a las que están aisladas.

El aislamiento lleva a las personas a ser menos felices, tener una salud más débil y una vida más corta. Según la evidencia recolectada, los solitarios fueron muriendo antes por lo que los científicos afirman que “la soledad mata” y su efecto es tan poderoso como el cigarrillo o el alcohol.

Sin embargo, no es el “estar con alguien” lo que hace que se de un verdadero aporte, sino la calidad de esa relación y el nivel de compromiso presente.

En el estudio se destacan las relaciones cálidas y cercanas como aquellas que al contener un valor de pertenencia, permitieron la salud física y un menor deterioro mental con el paso de los años.

Los investigadores encontraron que las mujeres que se sentían firmemente unidas a sus parejas estaban menos deprimidas y más felices en sus relaciones dos años y medio después, y también tenían mejor memoria que aquellas con relaciones maritales insanas.

A más compromiso, más salud

Este dato reafirma lo que otro estudio publicado en la revista británica médica British Medical Journal hace un par de años observaba sobre la variabilidad de estos efectos protectores de la salud de acuerdo al tipo de relación, por ejemplo entre el cohabitar y el estar casado.

Cuanto mayor es el compromiso con la pareja, mayor es el beneficio para la salud. Esto podría explicar por qué las parejas casadas viven más: porque el matrimonio implica un compromiso más profundo que el cohabitar.

El matrimonio puede mantener ágil tu mente

El director del estudio, Robert Waldinger, psiquiatra del Hospital General de Massachusetts y profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard, en su charla de TED dijo que “las buenas relaciones no sólo protegen nuestros cuerpos, sino también nuestros cerebros”.

Y según la evidencia, esas buenas relaciones no tienen que ser suaves todo el tiempo. Algunas de las parejas podían pelearse todos los días siempre y cuando sintieran que realmente podían contar el uno con el otro cuando las cosas se ponían difíciles, permitiendo que esos argumentos no dañen sus recuerdos.

Los investigadores encontraron que la satisfacción marital tiene un efecto protector sobre la salud mental de las personas.

Parte del estudio encontró que las personas que tenían matrimonios felices en sus 80 informaron que sus estados de ánimo no sufrieron ni siquiera en los días en que tuvieron más dolor físico, mientras aquellos que tenían matrimonios infelices sentían dolor tanto emocional como físico.

Los estudios muestran que las relaciones estresantes, tanto de corto o largo plazo, tienen un impacto negativo en la salud mental. Por el contrario, aquellos que mantuvieron relaciones cálidas vivieron más y más felices.

El matrimonio puede mantenerte joven

Lo felices que somos en nuestras relaciones tiene una poderosa influencia en nuestra salud y dado que el envejecimiento comienza al nacer, la gente debería comenzar a cuidarse a sí misma en cada etapa de la vida, dicen los investigadores.

Cuando comenzó el estudio, nadie se preocupaba por la empatía o el apego. Pero la clave para el envejecimiento saludable, según los científicos, no es el dinero o la fama sino las buenas relaciones. En dicho contexto, cuidar el matrimonio es una forma de auto-cuidado esencial para una buena vida.

Como dice Vaillant en su libro titulado “Envejecer bien”, los factores que predicen el envejecimiento saludable de los hombres de Harvard son: la actividad física, la ausencia de abuso de alcohol y el tabaquismo, los mecanismos maduros para hacer frente a los altibajos de la vida, disfrutar de un peso saludable y un matrimonio estable. Cuantos más factores uno implementa en su vida, mejores son las probabilidades de tener vidas más largas y felices.

Artículo publicado originalmente en www.mujercatolica.com

​El primer paso para esa plenitud es la amistad, o sea, conocerse.  2o. el noviazgo, o sea identificarse.  3o., el matrimonio, que es la realización del amor y el asumir esa responsabilidad ante Dios y ante la sociedad.  4o., la familia, que es el paso del amor personal hacia el amor impersonal: formar los hijos como seres plenos y futuros ciudadanos responsables que aporten lo mejor a la sociedad.
Así lo indica el Maestre Avatar en su enseñanza sobre la Célula Familiar, una de las dos primeras Columnas para edificar la futura civilización.  La otra Columna es La Vida en los Ashrams como Él lo establece: el modelo en pequeña escala de las ciudades del futuro, un laboratorio social y espiritual.​
Después de la familia hay un 5o. paso muy importante: al tomar los hijos su propio rumbo, los padres se convierten en abuelos, otra forma de amor, y pasan a prepararse para la ancianidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *