Pensamientos

By on septiembre 25, 2017
“Es necesaria una nueva orientación para la ciencia, despojándola de una especie de fanatismo, que limita la profundidad de su visión, dando lugar a oscuridades que impiden el paso a la luz y a concepciones filosóficas.  El arte, perdido en un caos de ideas, , debe recuperar el sentido que lleva en su esencia, dando el mensaje que penetre en lo más profundo del Ser, para identificarlo con el universo.  Las religiones, ramas desprendidas de la Religión Única, deben volver al tronco reconociendo su unidad esencial; estudiarse unas a otras para ver que en el fondo las diferencias aparentes no son sino el ropaje externo con el que cada una cobija el mismo contenido.”    (De “El Libro Blanco” por el Maestre S. R. de la Ferriére.)

“No es tanto en el plano físico donde hay que tratar de arreglar las situaciones, porque el plano físico es el mundo de las consecuencias, y sobre las consecuencias tenemos poco poder. Para producir cambios duraderos, debemos elevarnos con el pensamiento hasta el mundo de las causas, porque sólo ahí tenemos todos los medios de alcanzar y de desencadenar fuerzas benéficas que, tarde o temprano, producirán resultados. Ahora bien, la mayoría de los humanos lo ignoran; se contentan con intervenir en el plano físico, y después se sorprenden de que las mejoras que han podido aportar no duren: se producen acontecimientos o llegan personas que, sin pedirles su opinión, organizan nuevamente las cosas a su manera. Nunca se sienten pues dueños de la situación.
Y esta ley es igualmente válida para el individuo mismo. Si queréis, por ejemplo, cambiar vuestros malos hábitos, no los ataquéis directamente. Esforzaos por elevaros con el pensamiento hasta el plano causal, porque es allí arriba, conectándoos con el mundo de la sabiduría, del amor y de la verdad, donde podréis desencadenar poderes que tendrán repercusiones en vuestro comportamiento.”   Omraam Mikhaël Aïvanhov

“Tan profundamente arraigados en las hondas fibras de tu ser están los puntos de vista erróneos, las ideas y principios inculcados por años de uso pervertido de los sentidos de parte de los antepasados, como tus propios años de cruda ignorancia, que, muchas veces aún después de haber comprendido y aceptado la verdad intelectualmente, tus viejos hábitos e inclinaciones te forzarán a una batalla donde has de vencer o ser vencido.  Es las oportunidad de poner a prueba la concentración de tu voluntad hacia un propósito elevado.” (Swinburne Clymer en “Cristificación.”)
Dejemos de seguir dando rodeos por detalles y menudencias, para aproximarnos al centro de la Obra del Maestre, a su mensaje esencial para los hombres y mujeres promotores de la Edad del Aguador Celeste. cual es la Reeducación de la Humanidad en sus diversas facetas: cultural, espiritual, social, económica, de gobierno, de relaciones humanas y con la naturaleza y el cosmos.  La Reeducación  Humana en el diario vivir, no una simple documentación, sino el arte y la ciencia de existir en forma consciente y con una mística universal.   Como indica el Maestre en El Libro Blanco: “una verdadera educación, …, una comprensión cabal del universo,  que el ser humano vea claramente el lugar donde se encuentra ubicado; no una vaga percepción ilusoria de la vida, sino la realización completa de sí mismo.”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *