Los ocho despertares

By on agosto 21, 2018

Puedes contemplar estas descripciones concisas de lo que los bodhisattvas y otros seres iluminados se dan cuenta, que se cantan principalmente en la tradición mahayana.

El mundo es impermanente: al contemplar que todo cambia, te liberas del interminable ciclo del nacimiento y la muerte.

Más deseo trae más sufrimiento: darse cuenta de que obtener lo que deseas no traerá la felicidad, relajas tu apego.

La mente humana siempre está buscando fuera de sí misma y nunca se siente satisfecha: la liberación proviene de cultivar la satisfacción, no de más cosas o experiencias.

Se necesita un esfuerzo diligente para liberarse de la prisión del samsara:desentrañar su apego profundamente arraigado a un yo permanente requiere trabajo duro y persistencia.

La ignorancia es la causa de la ronda interminable de nacimientos y muertes:buscas la mejor enseñanza y entrenamiento para contrarrestar tu hábito de ignorar la realidad.

La pobreza crea odio e ira: eres generoso y tratas a todos los seres con ecuanimidad.

Las cinco categorías del deseo sensual -dinero, sexo, fama, comer en exceso y dormir demasiado- conducen a problemas: los placeres sensoriales te aprisionan en formas insalubres de ser.

El fuego del nacimiento y la muerte se está librando, causando un sufrimiento sin fin en todas partes: juras salvar a todos los seres sintientes del sufrimiento de la existencia cíclica.

Daśāvatara: los diez avatares de Visnú en el «Garudá-purana»

Las diez encarnaciones más famosas de Visnú se llaman colectivamente Dasavatara (dasa en sánscrito significa ‘diez’). Esta lista se encuentra en el Garudá-purana (1.86.10-11):

1.    Matsia, el pez, apareció en satia-iugá.

2.    Kurma, la tortuga, apareció en satia-iugá.

3.    Varaja, el jabalí, apareció en satia-iugá.

4.    Narasinja, la encarnación mitad hombre y mitad león, apareció en satia-iugá para matar al demonio Jirania Kashipú.

5.    Vananá, el enano, apareció en treta-iugá.

6.    Parashurama (‘Rāma con hacha’), apareció en treta-iugá.

7.    Rama, el rey de Aiodhia, apareció en treta-iugá.

8.    Krisna (el Negro, o el Atractivo) apareció en duapara-iugá, junto con su hermano Balaram. De acuerdo con el Bhágavata-purana, Balaram apareció en duapara-iugá (junto con Krisna) como encarnación de Ananta Shesha. La mayoría de los movimientos visnuistas lo cuentan como encarnación de Vishnú.

9.    Buda (el Inteligente) apareció en kali-iugá. Las versiones de esta lista que no nombran a Buda como noveno avatar, enumeran a Balaram en su lugar.

10. Kalki (‘[destructor de la] impureza’), quien se espera que aparezca al final de kali-iugá (que comenzó en el año 3102 a. C., lo que debería suceder en el año 428.899.      Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Avatar )             Ver también: los Avatares de Visnú en: http://mitologiaindia.idoneos.com/299480/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *