Los 7 pilares de la salud

By on julio 18, 2018

Primer Pilar: BEBE SUFICIENTE AGUA NATURAL

Es un paso poderoso hacia la buena salud. Los refrescos, los de dieta, los jugos industriales y bebidas para deportistas afectan el metabolismo. El agua de la llave o grifo filtrada es excelente para hidratar el organismo. Sin filtrar hay el riesgo de que contenga toxinas mil veces más tóxicas que el cloro.  En la regadera o ducha están presentes esas toxinas, es mejor ponerle un filtro.  El agua contenida en el organismo es el principal vehículo de nutrientes y oxígeno y ayuda a eliminar deshechos. Influye en la producción de energía y mantiene lubricadas las articulaciones.

El consumo personal de agua ha de basarse en la talla y el nivel de actividad. Los labios resecos y las aftas en la boca son señal de deshidratación. (Un investigador llegó a la conclusión de que no hay enfermos sino deshidratados. La manera más sencilla de evitarlo es reponer el agua perdida al orinar tomando medio vaso de agua.  DDP). Se debe hacer caso a la sed, que es un grito de alarma, pero no tomar refrescos (veneno embotellado) sino agua. El agua embotellada se ha comprobado que tiene hasta 38 contaminantes de nivel bajo; y las botellas de plástico contienen sustancias que afectan las hormonas. Se recomienda beber agua de recipientes de vidrio. Al agua se le puede dar sabor con una o más rebanadas de limón, de pepino o un trozo de jengibre pelado. También 1 o 2 gotas de extracto natural de hierbabuena o varias hojas de menta trituradas tomadas del jardín.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *