La educacion y la humanidad

By on octubre 18, 2018

Un futuro hermoso hasta ahora es solo un anhelo ante el predominio de la vieja civilización. En una que otra esquina de las ciudades hay algo del futuro, un restaurancito vegetariano ante cientos de comida corriente, una sala de yoga ante tantos deportes competitivos. Sigue mandando el materialismo. Ese porvenir ansiado está sobre todo en el espíritu de las nuevas generaciones. Pero ellas corren riesgos en manos de padres, educadores y ambientes profanos, donde predominan vicios, hábitos dañinos e ignorancia respecto al verdadero destino humano y a la pedagogía espiritual a aplicar en el hogar, escuelas y universidades para formar seres de alta calidad.

Los sistemas educacionales debieran estar en manos de educadores que sean formadores de una conciencia plena y noble, ductores, guías; hay muchos falsos maestros por todos lados. A las religiones les toca la responsabilidad de impartir una espiritualidad lúcida, universal, en vez de creencias superficiales que crean antagonismos entre unas y otras. Los medios de comunicación pueden ser magníficos instrumentos de cultura y dignificación humana y no simples instrumentos del mercantilismo y de una información manipulada por intereses egoístas.

Además, todo ser humano que se considere espiritual, culto y con ideal de Humanidad, debe contribuir a esa gigantesca tarea de echar las bases de un mundo en paz verdadera, armonía y bienestar para todos. Considerarse un educador social, con un apostolado universal, sin discriminaciones ni afanes de convertir o de imponer criterios.

Pero en el maremágnum de noticias que nos inundan a diario, vemos insinuarse sutilmente la alborada de la futura civilización de paz y sabiduría, el surgir de una conciencia crítica, final de siglos de guerras, ignorancia sobre el sentido de la vida, enfermedades y pobreza material y espiritual. El proceso es lento, hay mucha maleza que arrancar antes de sembrar las semillas indispensables para esa calidad de vida. Es mejor empezar con las nuevas generaciones, libres de historias, aún sin distorsiones, antes que sea tarde. (T.A-O DDP)

cado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *