Cuando se trata de caminar, más es mejor

By on enero 7, 2014

Por Allison Bond

NUEVA YORK (Reuters Health) – Quienes caminan lo suficiente

como para cumplir o superar lo recomendado para la actividad

física tendrían menos riesgo de morir tempranamente que los que

caminan poco.

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por su sigla

en inglés) recomienda que los adultos realicen por lo menos dos

horas y media semanales de actividad física.

“Quedaba por responder cuánto habría que caminar para

obtener beneficios”, dijo el autor de un nuevo estudio, Paul

Williams, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, Berkeley,

California.

Con su equipo analizó información de 42.000 adultos de

mediana edad que, entre 1998 y el 2001, participaron del llamado

National Walkers’ Health Study. Todos recibían una revista

especializada o concurrían a caminatas antes del estudio.

Los que caminaban respondieron cuestionarios sobre su salud

y estilo de vida. Luego, Williams utilizó los certificados de

defunción para saber quiénes aún no habían muerto al final del

2008.

El equipo observó que el 23 por ciento de los participantes

no caminaba lo suficiente como para cumplir con las

recomendaciones y que otro 16 por ciento sí lo hacía. El resto

superaba esas guías.

En nueve años y medio, murieron 2.448 personas (casi el 6

por ciento).

Los participantes que caminaban más que lo recomendado

tenían un tercio menos de riesgo de morir durante el estudio que

los que no lo hacían. Los que caminaban, pero sin superar las

recomendaciones, tenían un 11 por ciento menos riesgo, aun tras

considerar otras diferencias, como la alimentación y el nivel

educativo.

Los que más caminaban tenían menos riesgo que el resto de

morir por un accidente cerebrovascular, diabetes o enfermedad

cardíaca especialmente.

Williams aclaró que el nuevo estudio no prueba que caminar

prolongue la vida. “Siempre existirá la pregunta del huevo y la

gallina: si las personas más saludables pueden caminar más o si

caminar más mejora la salud”, dijo.

Con estos resultados, el autor sugirió que habría que

modificar las guías para aumentar a cinco horas semanales la

cantidad de actividad física recomendada y desarrollar un

sistema que promueva el ejercicio aún más.

FUENTE: PLOS One, online 29 de noviembre del 2013.

caminar1

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *